Crash Global
A la Casa Blanca sólo le importa el rescate

02OCT08 Nueva York y Londres (Reuters) - El impacto de la crisis crediticia se expandía el jueves, amenazando a industrias y puestos de trabajo en todo el mundo y presionando al Congreso estadounidense para que apruebe un plan de 700.000 millones de dólares para resolver el caos financiero.
El destino del controversial plan de rescate, que fue aprobado por el Senado estadounidense el miércoles en la noche, con 74 votos a favor y 25 en contra, ahora depende de la Cámara de Representantes, que prevé someterlo a votación el viernes.
La Cámara de Representantes conmocionó esta semana a los mercados mundiales cuando rechazó sorpresivamente una versión inicial del plan de rescate, que el presidente George W. Bush calificó como "esencial para la seguridad financiera de cada uno de los estadounidenses".
El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, resaltó un debilitamiento de la actividad económica en Europa y abrió las puertas a recortes de tasas de interés, mientras que en Estados Unidos nuevos datos sugirieron que está cada vez más cerca una recesión.
Los pedidos en las fábricas estadounidenses cayeron un 4 por ciento en agosto, un dato peor al esperado por analistas y un signo de que la actividad manufacturera en septiembre está en su nivel más débil desde la recesión del 2001.
Por otra parte, el número de trabajadores estadounidenses que solicitó nuevos subsidios por desempleo aumentó a un récord en siete años, según datos para la semana al 27 de septiembre.
Los precios del petróleo retrocedían casi 3 dólares por barril ante expectativas de una desaceleración de la actividad económica mundial. El dólar subió a su máximo de un año frente al euro, tras los comentarios de Trichet y luego que la bolsa de valores estadounidense caía más del 2 por ciento.
CAUTELA
La crisis se ha propagado fuera de las costas estadounidenses y ha pasado la frontera del sector financiero.
En la Feria del Automóvil de París, grandes automotrices como General Motors Corp. <GM.N> y Ford Motor Co. <F.N> advirtieron duros tiempos entre temores a que la falta de crédito y un menor consumo recorten producción y empleos.
"Los problemas por la crisis de las hipotecas de alto riesgo y del crédito están ahora por todo el mundo", dijo Alan Mulally, presidente ejecutivo de Ford. "La caída es más larga y profunda de lo que habíamos previsto hace un año", agregó.
En una semana marcada por rescates bancarios alrededor de Europa, el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, será anfitrión el sábado de una reunión de líderes de Gran Bretaña, Italia, Alemania y el Banco Central Europeo para discutir la respuesta del Viejo Continente a la crisis financiera.
Sarkozy desmintió reportes sobre que estudiaba un plan de 300.000 millones de euros (415.000 millones de dólares) similar al rescate en Estados Unidos.
Mientras que la cautela persiste mientras no se despeje la suerte del plan estadounidense en la Cámara de Representantes.
"Yo ya no apuesto a nada aquí porque no sé qué va a hacer la Cámara", dijo Paul Mendelsohn, estratega de inversión de Windham Financial Services. "Si este proyecto de ley no es aprobado en la Cámara, este juego termina", agregó.
Masamichi Adachi, economista de JPMorgan en Tokio, observó que aún si el proyecto de ley es sancionado, se mantienen las preocupaciones sobre las perspectivas de la economía mundial. "Este es un mundo completamente diferente ahora. Todas las cosas que las autoridades estadounidenses están haciendo ahora apuntan simplemente a prevenir un desastre global", añadió.
El plan de rescate, equivalente a unos 2.300 dólares por cada estadounidense, intenta vigorizar los mercados de crédito y los préstamos interbancarios que están congelados mientras las instituciones tambalean bajo el peso de hipotecas tóxicas.
El paquete ha despertado feroces críticas de parte de quienes lo ven como ayuda a un Wall Street culpable de tomar riesgos insensatos para buscar beneficios de corto plazo.
Bajo el acuerdo, el Tesoro asumirá activos ilíquidos en poder de bancos, con la esperanza de devolver la confianza y descongelar los vitales mercados de crédito para la economía.
Las tasas de préstamos interbancarios seguían altas, signo de que los bancos no se están prestando y reflejo de la persistente incertidumbre pese a la sanción en el Senado y a grandes inyecciones de efectivo por parte de bancos centrales.
La Reserva Federal de Estados Unidos dijo que el mercado de papeles comerciales se contrajo por tercera semana consecutiva, con una reducción efectiva de los préstamos a empresas.
SIGUE INCERTIDUMBRE
Bush, con su autoridad erosionada justo cuando está por terminar su mandato, celebró la aprobación en el Senado e instó a la Cámara de Representantes a hacer lo mismo y rápidamente.
"Con las mejoras que ha hecho el Senado, creo que los miembros de ambos partidos en la Cámara pueden apoyar esta ley", dijo Bush en un comunicado escrito.
Líderes del Senado esperan que al mejorar el plan con un recorte impositivo y una protección federal extendida para los depósitos bancarios lleven a un cambio en los votos negativos en la Cámara baja, luego que el lunes rechazó la primera versión del plan con 228 votos en contra y 205 a favor.
"Aún es incierto. Creo que la aprobación es más probable que antes", dijo Barney Frank, presidente de la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, en una entrevista en CNN.
Muchos ciudadanos resienten la idea de que Wall Street esté siendo "rescatado" a costa de los contribuyentes y han dado su opinión en correos electrónicos y llamadas a Washington, presionando a legisladores particularmente vulnerables.
La crisis se ha vuelto el tema principal de la campaña a las elecciones del 4 de noviembre en Estados Unidos.
Ambos candidatos a la presidencia, el senador republicano John McCain y el demócrata Barack Obama, votaron a favor del paquete. Obama, haciéndose eco de las advertencias de Bush, dijo que era vital para evitar "una catástrofe".
Los 435 escaños de la Cámara de Representantes estarán en juego en las elecciones, pero sólo 35 asientos del Senado.
El banco suizo UBS AG, que ha sido el que más sufrido amortizaciones en Europa por su exposición a activos "tóxicos" de Estados Unidos, dio buenas noticias al mercado al anunciar que reportará una pequeña ganancia en el tercer trimestre.
Pero la sociedad de constructores británica Nationwide dijo que los precios de las viviendas en agosto cayeron un 12,4 por ciento frente al año previo, su mayor baja anual desde el récord de inicios de 1991, debido a que las altas tasas de préstamos interbancarios derivaron en un fuerte incremento en las tasas de créditos hipotecarios.
El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, cuya propuesta original de tres páginas se convirtió en cientos de hojas por las modificaciones promovidas por el Congreso, urgió a la Cámara de Representantes a ratificarla rápidamente.
Si la Cámara lo aprueba, el proyecto iría a la Casa Blanca para su promulgación por parte del presidente Bush.
Las medidas tomadas por autoridades de Estados Unidos este año suman cerca de 1,8 billones de dólares, por encima de la producción total tanto de Canadá como de España el año pasado.

 


(Reportes de corresponsalías de Nueva York, Londres, París, Bruselas, Hong Kong y Tokio)

 


volver a principal