Crash Global
BCE: Es la peor crisis desde la Segunda Guerra

02OCT08 París (EFE).- El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, señaló hoy que el impacto de la crisis financiera en la economía real es "difícil de apreciar", en particular porque "estamos en un periodo de un nivel de incertidumbre excepcional".
"El impacto de la corrección financiera (...) sobre la economía real es difícil de apreciar", señaló en una entrevista con la cadena de televisión "France 24" Trichet, que no quiso comparar la situación con la de 1929 y se limitó a indicar que "no habíamos vivido" algo parecido desde la Segunda Guerra Mundial.
"Vivimos un momento excepcional, grave en la historia financiera. Probablemente el más grave para los países occidentales desde la Segunda Guerra mundial", señaló.
Indicó que "nada en el pasado se parece a lo que vemos actualmente, y en particular a la incertidumbre", y se negó a aventurar cuánto durará la purga de los mercados: "es un proceso en marcha".
Preguntado sobre si habrá recesión en Europa, respondió con un "veremos" antes de precisar que en los países de la moneda única, "el segundo y el tercer trimestre ya hemos dicho que serán muy malos".
Pero la zona euro -argumentó- "no tiene grandes desequilibrios internos, ni grandes desequilibrios externos", al contrario de lo que ocurre en Estados Unidos.
Estamos en un periodo "de débil crecimiento" pero también incierto, entre otras cosas por la evolución del precio del petróleo, y además "hay un factor esencial, que es la confianza, que es el factor que más falta", remachó.
Sobre un eventual plan europeo para el salvamento del sector financiero de 300.000 millones de euros diseñado por Francia, el presidente del BCE, replicó "no sé si tenemos ese plan, creo que se ha desmentido".
No sólo dijo que no tiene "conocimiento de un plan que sería idéntico al de Estados Unidos", sino que además no ve cómo sería posible con la estructura institucional de la UE, que no es la de Estados Unidos.
"Cada cual debe asumir sus responsabilidades, manteniéndose fiel a los principios europeos", señaló Trichet, antes de mostrarse "a favor de que el conjunto de los europeos hagan lo que es necesario" y señaló que "veremos las grandes orientaciones después de la reunión de París" del próximo sábado entre los cuatro países europeos del G8 (Alemania, Francia, Italia y Reino Unido).
El presidente del BCE participará en ese encuentro, al igual que el presidente de la Comisión Europea, y el del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.
"Espero que podamos ir al fondo de las cosas, porque la situación es grave", concluyó Trichet.

 


volver a principal